Archivos del blog
Categorías del blog
Últimos comentarios
Sin comentarios
Búsqueda de blogs

Sangrador de Plata

Publicado en11 Mes hace
Favorito0
Sangrador de Plata

Sangrador de Plata.
Anónimo México. Hacia 1715
Plata
Ancho 48 cm; fondo: 32 cm

Queridos amigos la pieza de la que quiero platicartes, tiene una
historia que va más allá de nuestra imaginación.

Pensemos que hace muchos siglos no disponías de mucha "plata" y tenías
un problema de salud grave, en esos tiempos tu única solución era el
acudir al barbero sangrador o maestro sangrador, una figura común que
lo mismo podía hacerte una sangría, sacarte una muela o darte un
masaje y todo en una misma sesión.

El tratamiento llamado "sangría" se utilizo desde mucho tiempo atrás y
en verdad se consideraba sumamente efectivo, en América los Incas lo
utilizaron para el tratamiento de las cefaleas, realizando heridas en
el entrecejo con un cuchillo de pedernal, también tenían la costumbre
de abrir la vena más cercana al lugar afectado y los chamanes eran los
encargados de esta actividad.

Pero este tratamiento también aparece al otro lado del mundo, fue
introducida entre los griegos por la escuela de Crotona donde uno de
sus médicos, Diógenes de Abdera, fue maestro de Hipócrates (nacido
alrededor del 460 y muerto en el 357 a. de C.). En esta época, se
expone la teoría de los humores, identificados como sangre, bilis
amarilla, bilis negra y bilis “flegma”. La eliminación de estos
humores se hacía a través de este método de tal suerte que la fase y
la posición de la luna determinaban el momento y el lugar del cuerpo
en que se debía sangrar.

Durante la Edad Media, el examen del coágulo formado por la sangre
extraída permitía describir tipos diferentes de sangre: gruesa,
delgada, podrida, serosa, espumosa, oleaginosa, con mal olor, etc.
Cada una de estas observaciones se merecía una particular
interpretación y pronóstico, que dependía del prestigio y de la
experiencia del sangrador.

Durante el siglo XVII, esta práctica alcanzó límites indiscriminados
en manos de los médicos de la época, y en las colonias españolas, a
partir del S. XVIII, quedó reglamentada la obtención del título de
Maestro en Flebotomía, encargado de formar y proponer los sangradores.

En esta época, la sangría era tan frecuente que se disponía de un
lugar especial denominado “vertedero de sangre”, y con un objeto de
peculiar uso "el sangrador". En los sangradores se arrojaba la sangre
recolectada y se solían extraer en general unas tres o cuatro onzas
aunque en casos especiales el volumen alcanzaba las dos libras (cerca
de 1000 ml.). Estos interesantes objetos como los que hoy te muestro,
por lo general estaban hechos de metales o aleaciones, pero los más
representativos del periodo novohispano en México son elaborados en plata.
Este magnifico sangrador corresponde a los elaborados en 1715 no lleva
marcas, pero se clasifica sin gran dificultad en la platería barroca
de México con forma ovalada y contorno recortado a base de escotaduras
semicirculares y segmentos rectilíneos que quiebran el perfil de la
orilla.

Los otros dos ejemplos que te invito a que conozcas personalmente en
mi galería, corresponden a piezas en tumbaga de China y uno de los más
raros elaborado en la técnica de barniz de pasto de la zona de
Colombia en la provincia de Pasto, piezas increíbles verdaderamente,
disponibles y a la venta en mi galería.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor login para publicar un comentario.

Menú

Compartir

Código QR

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse